La actual generación de niños va camino a ser la primera en la historia de la humanidad que vivirá más enferma y morirá más joven que sus padres. No podemos seguir de brazos cruzados ante esta situación. Llegó la hora de trabajar unidos para volver a una alimentación sana y natural. Sus hijos se lo agradecerán. (Dr. Pedro Barreda)